¿Cómo cuidar tu salud bucodental siendo diabético?

Si te gustaría saber cómo cuidar tu salud bucodental siendo diabético, sigue leyendo. ¡Te lo contamos!

Las personas con diabetes deben incrementar el cuidado de su salud bucodental. Ya que la diabetes supone un mayor riesgo de padecer infecciones y problemas en dientes y encías. Entre otras cosas, porque una de las peculiaridades de esta enfermedad es que favorece el desarrollo de las bacterias que se acumulan en la boca. Esto fomenta que pueden proliferar infecciones graves, con importantes consecuencias como la pérdida de piezas dentales.

Si padeces esta enfermedad, no puedes perderte las siguientes claves para cuidar tu salud bucodental siendo diabético.

Consejos para cuidar tu salud bucodental si eres diabético

La diabetes no da tregua. Así que mantener una boca sana es cuestión de constancia y de seguir una buena higiene bucodental. Aquí van algunas de las cosas que debes tener en cuenta y poner en práctica si quieres lucir siempre tu mejor sonrisa.

Controla el nivel de glucosa

Controlar el nivel de glucosa es la batalla diaria de las personas que sufren diabetes. Seguir las indicaciones del especialista es esencial para que el nivel de glucosa en sangre sea el adecuado.

Esta es la mejor forma de garantizar un buen estado de salud y también de reducir las posibilidades de sufrir problemas en dientes y encías.

Cuida tu higiene bucodental

Aunque la higiene dental sea importante en cualquier persona, siendo diabético es fundamental cumplir a diario con una higiene bucodental completa. Esta limpieza diaria de boca, dientes, lengua y encías debe incidir en cada espacio de la zona bucal, especialmente bajo las encías, donde tiende a acumularse más cantidad de comida.

Una higiene dental exhaustiva pasa por el uso de hilo dental e irrigadores dentales, que aseguren la eliminación total de bacterias en las zonas donde el cepillo de dientes no llega.

Acude a revisiones periódicas en el dentista para cuidar tu salud bucodental siendo diabético

La mejor forma de saber si sufrimos algún problema en nuestra boca es acudir de forma periódica al dentista. Este especialista revisará el estado de tu boca y podrá detectar si hay algún tipo de problema que pueda suponer un peligro para tu salud dental.

Se recomienda visitar al dentista al menos una vez cada seis meses. En diabéticos es aún más importante actuar con urgencia, ante cualquier tipo de problema. En estas visitas, se recomienda hacerse también una limpieza dental profesional, como refuerzo de la higiene diaria para acabar con las bacterias más inaccesibles y resistentes.

Más precaución en niños y adolescentes

Si muchas veces a los adultos nos cuesta cuidar nuestra salud bucodental, en el caso de los niños es necesario ser constantes con ellos y comprobar que están siguiendo todas estas pautas a diario. Ya que a edades tempranas, resulta más frecuente que se produzcan todos estos problemas en la boca.

Una buena forma de conseguirlo es servirles de ejemplo. Comparte con ellos los momentos de higiene bucodental después de cada comida y aprovecha este momento para pasar un rato divertido juntos. Podéis escuchar su canción favorita para alargar el cepillado de dientes hasta alcanzar el tiempo recomendado por el dentista, o bien usar un temporizador con algún motivo infantil.

Tratar aftas y otras irritaciones en la boca

Si no tratas las aftas, úlceras y otras irritaciones en las mucosas de la boca, es posible que estas se vuelvan cada vez más molestas y corras un mayor riesgo de sufrir una infección.

En Clínica Corral & Vargas cuidamos de ti

¿Conocías todos estos tips para cuidar tu salud bucodental siendo diabético?

En nuestra clínica dental en Granada y dentista Jaén, queremos ayudarte a cuidar tu salud bucodental. Por eso ponemos a tu disposición un equipo multidisciplinar de dentistas y técnicos que se encargará de ofrecerte el tratamiento más adecuado en función de tus necesidades.

Si eres diabético, recuerda comunicárnoslo y no fallar a tus visitas al dentista. Ya que tratar los problemas bucodentales a tiempo es la única forma de evitar infecciones y consecuencias más complicadas y difíciles de tratar.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías del blog

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.